Un servicio desarrollado para comercios adheridos a Procard, realiza la autorización de transacciones a través de Internet. Para el efecto cada comercio cuenta con un usuario y una contraseña, los pagos pueden realizarse con tarjetas de crédito. Utiliza un cifrado de 256 bits, garantizando que toda la información que se intercambie entre el consumidor, el comercio y Procard no pueda ser capturada por terceros.

· Facilidad y seguridad en las compras online.

· Seguimiento de las transacciones.

· Posibilidad de apertura a nuevas oportunidades comerciales.